AUTOR: Jean-Paul Sartre
TÍTULO: ¿Qué es la Literatura?
EDITORIAL: Losada S.A. (Cuarta edición)
AÑO: 1967
PÁGINAS: 253
TRADUCCIÓN: Aurora Bernárdez
RANK: 10/10




Por Alejandro Jiménez
Europa acaba de salir de la Segunda Guerra Mundial y Francia está particularmente devastada por los efectos de la misma. Sin embargo, no es una época de crisis social y política, exclusivamente, el arte también ha sido cuestionado con relación a su papel y pertinencia. Sartre, consciente de su compromiso histórico decide asumir el problema de la literatura, considerándola a partir de tres preguntas básicas: qué es escribir, por qué escribir y para quién se escribe. El resultado: un texto complejo, polémico pero, sobretodo crítico.

El autor no está interesado en hacer una discusión sobre el arte, si esta no apela a la sociedad en su conjunto, si no apela a la manera en la que el hombre y su libertad se relacionan con ese mismo arte. De esta forma, la reflexión sobre el papel del escritor, es al mismo tiempo la reflexión sobre la revolución, sobre el ejercicio político, la burguesía, la historia, etcétera. Sartre desea mostrar cómo la literatura es también una cuestión de compromiso e impugnación; y por ello, en buena medida, se esbozan aquí muchas ideas que utilizará posteriormente con respecto a los intelectuales y a los problemas políticos de su tiempo: el colonialismo, las disputas bélicas, entre otros.

La tesis sartrena de la literatura puede expresarse acertadamente de la siguiente manera: literatura es la subjetividad de una sociedad en constante revolución. Se trata de una subjetividad societal puesto que no se buscan las creaciones particulares, las subjetividades de este u otro autor, sino la consecución a partir de sus trabajos de una imagen mucho más amplia del tiempo y la situación histórica; pero al mismo tiempo es una sociedad en constante revolución; una sociedad que no sólo apuesta a la negatividad crítica, sino también a la construcción, a la síntesis del ser/hacer/tener.

Con rigurosidad, con argumentos, Sartre examina los problemas del público real y el público virtual, las contradicciones del espíritu de análisis propio de la intelectualidad burguesa, su noción de hombre total en el arte, las particularidades del papel del escritor en la Francia de los siglos XII, XVII, XVIII, XIX y, con especial énfasis, la del siglo XX, ahonda en su idea de la literatura de las grandes circunstancias y en cada apartado, en cada palabra, demuestra porque fue considerado en su época el último gran pensador de nuestros tiempos. La edición cuenta además con la presentación que hizo Sartre a Les Temps Modernes y de rescatar el ensayo La Nacionalización de la Literatura en la que el autor considera aún más a profundidad las implicaciones de ser un escritor, de ser el encargado de volverle la dignidad a nuestro lenguaje.

These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.